Jóvenes se esfuerzan por revitalizar lenguas indígenas

  • Captura de pantalla de participantes del evento virtual

CUNorte transmitió conversatorio para celebrar el Día Internacional de la Lengua Materna

Hay un movimiento en los pueblos originarios para revitalizar y tener su lengua materna como un medio de comunicación vivo, en el cual los jóvenes han tenido un papel fundamental; así coincidieron académicas que participaron en el conversatorio “Lengua y literatura indígenas: Voces y experiencias. Horizontes para su revitalización”.

El evento fue organizado en conmemoración del Día Internacional de la Lengua Materna —que se celebra cada 21 de febrero— y fue coordinado por el Centro Universitario del Norte (CUNorte) de la Universidad de Guadalajara (UdeG).

La doctora Rosa Herminia Yáñez Rosales, jefa del Departamento de Estudios Mesoamericanos y Mexicanos, del Centro Universitario de Ciencias Sociales y Humanidades (CUCSH) recalcó que el movimiento ha cobrado fuerza en muchas comunidades por la reivindicación de las lenguas originarias, pues se ha subrayado la importancia de su recuperación.

“Este movimiento se extiende desde poblaciones con números muy altos de hablantes, hasta aquellas en las que ya no se usa la lengua originaria —como en el caso de Ayotitlán y Tuxpan, en el sur de Jalisco—  donde se cree que no hay hablantes, pero hay una enorme presencia simbólica de la lengua, y donde han sido grupos de jóvenes quienes están tratando de recuperar el idioma que hablaron sus abuelos y bisabuelos”, dijo Yáñez Rosales.

Reiteró que las y los jóvenes están siendo un motor muy importante en la reivindicación y revitalización de la comunicación en lenguas indígenas, por lo tanto, destacó el papel de los migrantes indígenas, quienes han emprendido acciones como abrir estaciones de radio en las que se transmiten programas en las lenguas originarias en países como Estados Unidos de América (EUA).

Reconoció el papel de la UdeG, a través de programa y apoyos como el que representa el Premio de Literaturas Indígenas de América (PLIA), al promover la creatividad y escritura en estas lenguas.

La profesora investigadora de la Universidad Pedagógica Nacional (UPN), maestra Lucina García García, coincidió con Yáñez Rosales al señalar que en un lapso aproximado que llega a los últimos 20 años, las poblaciones originarias han querido tener la lengua como un medio de comunicación vivo. Agregó que ha habido una efervescencia por parte de las poblaciones originarias en darle mucha más presencia.

Expresó su satisfacción de que en las ciudades se pueda escuchar a las y los jóvenes, mujeres y hombres hablar por teléfono en lenguas indígenas, cuando antes no era algo común, mucho menos la exposición que dan ciertas manifestaciones como esta.

“Hoy, sobre todo los jóvenes, están hablando a viva voz y por celular en el transporte colectivo en su lengua indígena; pienso en la Ciudad de México, donde hay una gran diversidad lingüística y se puede escuchar hablar náhuatl, mixteco, zapoteco, triqui, rarámuri, wixárika, entre otras”.

Indicó que, de acuerdo con las hipótesis que se han marcado, antes de la llegada de los españoles se hablaban aproximadamente 300 lenguas. Actualmente, en México hay 68, aunque se cuestionan si son el número de lenguas que se hablan, ya que del mixteco o zapoteco, por ejemplo, puede haber de 18 variantes cada una, y éstas parecen lenguas distintas, aunque estén registradas como una sola, y el resto como variantes dialectales.

“México es uno de los países con mayor diversidad lingüística, con un número muy amplio de lenguas, y todas con una gran riqueza y diversidad por sus elementos culturales. Las poblaciones originarias de esta parte del mundo siguen teniendo una presencia importante, más allá de que existan comunidades en que las lenguas indígenas hayan disminuido su número de hablantes, en términos reales; esto no quiere decir que las lenguas en estas comunidades hayan desaparecido porque hay una memoria histórica y un proceso simbólico” explicó.

Aseveró que aunque estas lenguas no sean utilizadas para comunicarse, de todas maneras muchos de los referentes culturales que se manifiestan en los pueblos tienen detrás un sustento lingüístico. “Puede que no haya hablantes, pero la presencia de la lengua es simbólica”, dijo.

Por su parte, la escritora y traductora Juana Peñate Montejo, ganadora del PLIA 2020, recordó que a los abuelos y a los padres de muchas de las actuales comunidades indígenas les fueron impuestos una nueva forma de ser, de pensar, de comunicarse con el resto del mundo. “Me pregunto, ¿cómo pudieron mantener la lengua chol, la lengua que yo hablo?”.

Ahondó: “Hubo un tiempo en que a los antepasados se les prohibió hablar la lengua, hacer sus ceremonias en los sitios sagrados, bailar sus danzas y comer sus alimentos. Sin embargo, ellos guardaron su lengua”, declaró.

Recordó que en las ciudades se siente todavía el racismo, dijo, así como la discriminación hacia hablantes de una lengua indígena. Y lamentó que en los actos sociales y públicos las lenguas indígenas sean consideradas como un elemento folclórico. Asimismo, se mostró partidaria de que sean tomadas en cuenta, que tengan espacios dignos para ser promovidas y fortalecidas, ya que tienen los valores de cualquier otro idioma.

“Las lenguas indígenas tienen una gran riqueza, pero hay quienes piensan que somos el retraso de esta sociedad mexicana, cuando las lenguas indígenas aportan al país riqueza cultural. Podemos convivir en la diversidad y pluralidad con los no hablantes de una lengua originaria”, subrayó Peñate Montejo.

La licenciada Sitlali Chino Carrillo, quien obtuvo el Premio Estatal de la Juventud 2020 en el ámbito cultural y es egresada del CUNorte, habló de la importancia de la diversidad cultural y lingüística que hay en el país.

Lamentó que la diversidad lingüística esté amenazada y denunció que cada dos semanas, en promedio, una lengua desaparece, llevándose el patrimonio cultural e intelectual de las comunidades indígenas, principalmente.

El rector del CUNorte maestro Uriel Nuño Gutiérrez, se pronunció por posicionar en un ámbito de equilibrio e igualdad a todas las voces y expresiones culturales que componen la diversidad de México. Hay que abatir las expresiones de racismo en todos los ámbitos: en lo familiar, académico, político e institucional, dijo.

Externó que muchos de los que se reconocen como no indígenas han heredado la conciencia del conquistador; “por ello hay que pasar del discurso a las acciones concretas y a una nueva forma de ser y entender el mundo, así como de convivir”, dijo e invitó a los interesados al siguiente conversatorio programado para el 24 de febrero, a las 12:00 horas, titulado “Nuestras palabras, nuestras letras, diversidad lingüística en México”.

La actividad fue transmitida a través de Facebook y puede consultarse en la siguiente liga: https://bit.ly/3pBn0oM.

Boletín Informativo No.: 
54
Víctor Rivera
Viernes 19 de Febrero de 2021
Guadalajara, Jalisco
Fotografía: 
Cortesía Zomm CUNorte